Las luces de la ciudad

Los humanos somos unos inquilinos muy desconsiderados. A donde llegamos, traemos con nosotros muchos problemas: montón de basura, destrucción de áreas naturales y deforestación. Si lo anterior no es suficiente, parece ser que estamos obsesionados con vivir con iluminación constante.

Las luces que acompaña a las ciudades provocan lo que se conoce como contaminación lumínica; es decir, fuentes de luz artificiales que producen una alteración de los ciclos de luz y oscuridad naturales. A pesar de ser uno de los factores más notorios en cuanto a urbanización se refiere, son pocos los estudios sobre sus efectos sobre los ecosistemas

Uno de los estudios más recientes, publicado en agosto del 2017 en la revista Nature, parece indicar que la luz artificial podría estar afectando a los polinizadores nocturnos. El objetivo de esta investigación fue descubrir si la contaminación lumínica tiene algún efecto sobre los insectos polinizadores, como las polillas y los escarabajos. Según sus resultados, las plantas que se encontraban iluminadas de noche eran visitadas con menor frecuencia y por menos especies de insectos que las plantas en la oscuridad.

¿Ese menor número de visitas tiene consecuencias? Al parecer sí. En un segundo experimento utilizaron una especie de cardo común en Europa e hicieron comparaciones entre luz y oscuridad. Igual que en la primera parte, los cardos que estaban iluminados no tuvieron tantas visitas de los polinizadores, además produjeron menos frutos que las plantas en la oscuridad.

Las consecuencias de la luz artificial parecen ser más graves de lo que creíamos. Hasta ahora sólo se había reconocido algunos efectos, como la desorientación o la repulsión que sienten ciertos animales ante los focos y faroles de la calle. No todas las especies disfrutan de nuestro espectáculo de luz que representan las ciudades; estamos alterando el ambiente mucho más de lo que creíamos. Si seguimos ignorando estos problemas, la cuenta de la luz no será el precio más alto que pagaremos en un futuro.

polilla


Fuentes:

-Knop E., et.al. 2017. «Artificial light at night as a new threat to pollination.» Nature 548: 206-209.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s