Ojos rojos: La ciencia como un hámster

Parte de mi trabajo como gerente en una tienda de mascotas es ayudar a los clientes a encontrar al animal ideal para convertirse en su nuevo compañero.

De los animales más populares entre las personas son los hámsters. No me sorprende, ¿Cómo no quererlos? Son adorables, fáciles de mantener y no necesitan mucho espacio dentro de la casa. El cliente podrían tener $1,000 listo para gastar en su nueva mascota, pero la mayoría de ellos se desaniman al notar un detalle en el hámster: un par de ojos rojos.

De pronto, toda la ternura que sentían hacia el animal se esfuma y se comportan como si en mis manos ya no cargara a un pequeño roedor rechoncho, sino (y me arriesgo a exagerar) al mismo Satanás en persona.

“¡Ay, los de ojos rojos son más agresivos!” “He escuchado que muerden más” “Se ve muy feo, parece rata”

Entiendo cuando lo rechazan por gustos estéticos, pero la mayoría de las veces ese rechazo se basa más en supersticiones o estereotipos.

La ciencia, con mucha frecuencia, sufre una situación similar a la de los ojos rojos. Al igual que la imagen de un hámster se transforma por una simple mutación genética, para mucha gente, la imagen de la ciencia cae en desgracia por un par de ojos rojos.

En este caso: ¿Cuáles serían los ojos rojos de la ciencia? Los errores que se han cometido y se siguen cometiendo; el mal uso de los avances científicos e incluso, a veces, sólo son las supersticiones, desconocimiento y expectativas sin cumplir que carga mucha gente en torno a la ciencia. Así, igual que los otros atributos del hámster desaparecen ante la presencia de unos ojos rojos, todos los beneficios y cualidades positivas que también posee la ciencia se desvanecen ante los aspectos negativos.

Al final, la solución no es ignorar los ojos rojos; es entender que, si una variación genética no cambia la esencia de un hámster, así también los aspectos negativos de la ciencia no eliminan los beneficios de la misma.

Si entendemos eso, un par de ojos rojos ya no presagiarán maldad inminente.

Hámster

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s