Cómo explicar una catapulta

La divulgación de la ciencia, como una actividad multidisciplinaria, abarca diversidad de productos que pueden surgir de ella. Estas son desde la más simple, como escribir un texto, hasta establecer una exposición en una sala de museo. Con tan variada disponibilidad de recursos para divulgar la ciencia, cabría preguntarse ¿Cuáles son los puntos clave que debe seguir cada actividad de divulgación?

Por donde podemos empezar son con los lineamientos no se deben seguir. Durante mucho tiempo se pensaba que divulgar la ciencia era una actividad en donde los investigadores traducían los términos científicos a algo más “accesible para los no científicos.” Sólo era pasar una definición a frases simples que pudieran entender los no iniciados en el tema. En la actualidad, se reconoce que no es tan sencillo como aparenta, y su realización requiere las habilidades, conocimientos y creatividad por parte del divulgador.

A pesar de la gran variedad de actividades de divulgación que existen, todas comparten tres conceptos básicos: la ciencia dentro de la actividad, la recreación de los términos y el público al que se dirigen. En el segundo punto, referido como recreación, es donde surge la esencia de la divulgación y las habilidades del autor, además de definir el interés del público al cual va dirigida la actividad.

Para explicar esta sección será necesario incluir un pequeño cuento chino: esta historia narra que varias personas se quejaron ante el príncipe de Liang de un vecino llamado Jui Dse, que siempre hablaba en parábolas. Cuando el acusado se presentó ante el príncipe, este le comunicó la queja de su comunidad. Jui Dse le contestó con un ejemplo: si alguien no sabe que es una catapulta, no entenderá si le explicas que “una catapulta es una catapulta; pero si le explicas que es como un arco en donde la cuerda es de bambú, entonces podrá entender la idea de la catapulta. Al final, concluye, “comparamos algo que un hombre ignora con algo que conoce para ayudarle a comprender.”

La recreación es buscar maneras de comparar y explicar, para ayudar a comprender la idea que se quiere exponer. Como lo define la Maestra Ana María Sánchez Mora, es extraer las definiciones científicas y recrearlas en un contexto que pueda entender el público objetivo.

La recreación es necesaria debido a que los términos científicos fueron creados para describir hechos específicos y fuera del contexto cotidiano; para poder comprender dicho lenguaje, se debe de tener preparación y contexto especializado del área a la que pertenece el término. Para alguien sin esa formación, los conceptos de la ciencia son indescifrables. Tal como dice la divulgadora Estrella Burgos, la divulgación no sólo se trata de traducir de manera literal del lenguaje científico al lenguaje común, es extraer los conceptos de la ciencia y darles otro contexto, para que así adquieran sentido para el público. Es dejar de decir que la catapulta es una catapulta.

Catapulta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s